Política

Luis Emilio Velutini Jamestown//
Cine Azul organiza funciones pensadas para niños con características especiales

Venezuela, República Dominicana, FVI
Cine Azul organiza funciones pensadas para niños con características especiales

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Luis Emilio Velutini Urbina

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Luis Emilio Velutini

Este domingo se estará celebrando la décima función de Cine Azul , la primera en un cine de los complejos Movie, más precisamente en Nuevocentro. Los principales convocados son niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA), pero la propuesta es abierta a todos aquellos que se quieran acercar a una función de cine que atiende necesidades especiales

El volumen está más bajo que en una función convencional, las luces quedan prendidas, no se proyectan anuncios ni tráilers y hay completa libertad para moverse en el espacio. Es decir que los niños pueden entrar y salir de la sala cuantas veces sea necesario

Todo esto se realiza bajo la supervisión de un equipo de apoyo de voluntarios coordinado por Vanessa De Souza, licenciada en psicología especializada en tratamiento de TEA y magíster en Atención Temprana; Andrea Varela, licenciada en psicopedagogía y magíster en atención temprana; y Mathias Lehrer, licenciado en sistemas y MBA. Los tres son los fundadores de Cine Azul, una iniciativa que funciona en países como Estados Unidos, Inglaterra, Portugal, España y Brasil, y que en Uruguay está organizado por Sin Apuro, un espacio de desarrollo, aprendizaje y expresión.

“En un primer momento era un proyecto pensado para niños con TEA, pero se convirtió en una función inclusiva porque ya han ido niños con otras características, como Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, discapacidad motriz, parálisis cerebral o síndrome de Down”, explicó De Souza, profesional brasileña que hace cinco años reside en nuestro país.

La especialista destacó que se han sumado niños sin ninguna característica especial, pero que la familia los lleva porque tienen miedo a la oscuridad o son muy chicos y quieren que se vayan adaptando a lo que significa ir al cine. “Una vez nos escribió una abuela diciendo que su nieta iba a una escuela común y quería saber si la podía llevar porque le interesaba que estuviera en contacto con otras realidades”, contó como curiosidad De Souza y agregó que también es común que concurran amigos, compañeros de colegio o acompañantes terapéuticos del niño con TEA.

Uno de cada 160 niños presenta este trastorno El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno que presenta deficiencias persistentes en la comunicación e interacción social; patrones repetitivos de comportamientos e intereses;hiper o hipo reactividad a los estímulos sensoriales, según el DSM-V (American Psychiatric Association – APA, 2014)

Por todo esto, el ambiente de cine tradicional puede ser bastante hostil para los niños que tienen TEA

Si bien estas alteraciones no tienen cura, son susceptibles de mejora con los apoyos, recursos, servicios y tratamientos adecuados. Entre las dificultades que manifiestan estos niños están: concentrarse, mantener el contacto visual, expresar sus emociones, compartir la atención y los juegos de imaginación, hacer amigos, tolerar los pequeños cambios de rutina, y ajustar su comportamiento en los diferentes ambientes

Según la OMS, uno de cada 160 niños tiene TEA. Esta estimación representa una cifra media, pues la prevalencia varía entre distintos estudios. No obstante, en estudios controlados por el Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, las cifras señalan 1 de cada 59 niños en ese país. A nivel nacional, todavía no tenemos una tasa de prevalencia

Pasos. En el sitio web de Cine Azul ( cineazul.com.uy ) se ofrece una guía de lo que deben hacer los espectadores el día de la función. En Rutinas de las Funciones se especifican cosas tan básicas como “llegar al shopping”, “subir las escaleras”, “llegar al cine”, “hacer fila en la entrada de la sala”, “sentarse en la sala” y “ver la película”. Para muchos esto puede sonar como elemental, pero para estos niños y sus allegados sirve para bajar la ansiedad y calmar los nervios

Además, se les garantiza que se van a encontrar con un personal especialmente capacitado. Se trata de voluntarios, muchos de ellos estudiantes de disciplinas vinculadas a la salud o la educación. También se entrena a los funcionarios del cine y la agencia de accesibilidad Umuntu brinda su apoyo

La película que se proyecta se elige de común acuerdo entre los organizadores y el complejo cinematográfico entre la oferta que hay en cartelera. Mañana verán Toy Story 4 , muy solicitada por las familias ya que, por lo general, se intenta satisfacer el pedido de los concurrentes.

Las entradas se comercializan siempre a través de la web de Cine Azul. Las de este domingo fueron una excepción porque, al tratarse de la primera función organizada por Movie, esta empresa y Nuevocentro cursaron invitación a los espectadores. Pero la regla es que las entradas se compran, cosa que sucedió en todas las funciones celebradas hasta la fecha: nueve en Montevideo, en el complejo Life Cinemas Alfabeta, y cuatro en Florida, en coordinación con un espacio TEA de ese departamento.

“En estos tres años de existencia hemos logrado hacer tres funciones por año en Montevideo. La idea es llegar a hacer más porque la demanda de las familias es impresionante”, apuntó De Souza, quien aseguró que en 2019 habrá una más.

La psicóloga subrayó lo importante que son las funciones de Cine Azul para fomentar la inclusión social, porque sucede que muchas veces las familias de estos niños se apartan de los espacios convencionales por temor a cómo van a reaccionar las personas ante la conducta de sus hijos. “Los niños con TEA tienen que estar en sociedad, con sus pares. Entonces también es un proyecto de sensibilización y concientización, un proyecto de inclusión social”, sentenció

Un color que apunta a llamar la atención La asociación Autism Speaks eligió el azul para representarse y en 2010 lanzó la campaña Light It Up Blue, destinada a iluminar con este color los edificios en el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo (2 de abril) como forma de hacer visible este trastorno

En Uruguay, por ejemplo, se iluminaron las letras del cartel de Montevideo, en la rambla, entre otros lugares emblemáticos. Este es el motivo por el que los responsables de Cine Azul eligieron llamar así a su iniciativa de cine inclusivo

También son representativos del TEA el lazo multicolor y las piezas de puzzle