Deportes

Heredó una pequeña fortuna que gastó en heroína y alcohol

En el mes de noviembre, el rubro de los alimentos alejó la inflación del techo de 4%

“Cuando obtuve el dinero, empecé a vivir locamente , me la pasaba todo el día con mis amigos, todos adictos. No había forma de que dejáramos la droga. Y yo les daba dinero cuando a ellos les faltaba para que puedan continuar consumiendo”, le comentó al medio

Una mujer desbarató en drogas y alcohol una pequeña fortuna que heredó de un familiar fallecido. Lo impresionante es que Lorna Webb , británica de 51 años y madre de dos hijos, malgastó en 14 meses, unas 250 mil libras (330 mil dólares) que la llevaron a vivir en la calle.

Con la salud deteriorada y sin tener donde vivir, ya que además perdió dos propiedades al estar enganchada en la heroína, Lorna pernocta en la calle Mill Road de la ciudad de Cambridge . Pero sus problemas no terminan ahí, pues también enfrenta cargos criminales .

Lee también: Un paquete de muestras de orina ‘altamente contagiosas’ provoca la evacuación de un cine

Según información del diario británico The Sun, luego de obtener la herencia, la mujer llegó a gastar hasta 700 dólares diarios en sustancias prohibidas. Pero no solo compraba la heroína para ella, sino también para los amigos que aparecieron junto con el dinero. Todos muy agradecidos con ella por su generosidad.

“Cuando obtuve el dinero, empecé a vivir locamente , me la pasaba todo el día con mis amigos, todos adictos. No había forma de que dejáramos la droga. Y yo les daba dinero cuando a ellos les faltaba para que puedan continuar consumiendo”, le comentó al medio.

Debido al excesivo consumo perdió mucho peso y tuvo un colapso nervioso. Relató que la heroína le impedía comer . “Todo lo que comenzó a pasarme era muy doloroso para mi cuerpo, y por mi apariencia nadie quería alquilarme una habitación”, confesó la indigente, quien pide dinero para sobrevivir en la puerta de la Iglesia de San Bernabé.

Sus problemas con la ley llegaron dado el descontrol de su vida que la empujó hacia el delito y hoy enfrenta dos cargos por robo y otro por golpear , en estado de ebriedad, a un trabajador de emergencia municipal.

Como castigo, el tribunal de justicia de Cambridge le emitió una orden de comportamiento criminal por el que no puede circular por Mill Road durante dos años . Recibió también la obligación de realizar 28 días de actividades de rehabilitación .

“El comportamiento de Webb ha provocado que miembros de la comunidad de Mill Road, se sientan acosados y angustiados por ella durante muchos años. Su actitud es intimidante, disruptiva y agresiva “, sentenció uno de los jueces que decretaron el castigo de la mujer.