Deportes

Petal Search, la alternativa de Huawei a Google Search

Argentina, Buenos Aires, Canadá, España, Madrid
James Harden luce extremadamente delgado y preocupa a fanáticos de los Rockets

Hagamos un poco de memoria o, mejor, empleemos una frase más adecuada. En episodios anteriores:

Hace ahora un año, la administración Trump decide, sin aportar prueba alguna, denunciar públicamente de espionaje a Huawei y vetar a la compañía . Google, como otras tantas empresas norteamericanas, acató el veto y dejó de ser proveedor tecnológico para Huawei, que podría seguir empleando Android, pero no los servicios de la compañía del buscador. Con el agua al cuello, la tecnológica se embarca en una carrera contra el tiempo para preparar las alternativas a todos los elementos y servicios que ya no podrá emplear. Y, claro, sufre algunas pérdidas durante el camino. Pese a lo complicado de la situación, gracias a su velocidad de respuesta, así como a la búsqueda de nuevos socios tecnológicos con los que sustituir lo perdido al finalizar su colaboración con Google, Huawei consigue no solo sobrevivir, sino mantener su cuota de mercado , para sorpresa de muchos. Dada la situación, Google se dió cuenta de que era la parte que más tenía que perder y, hace unos meses, empezó a presionar a la administración de Estados Unidos para poder «volver» a los dispositivos de Huawei . Todo un plot-twist al más puro estilo televisivo. Pese a la negativa del gobierno de Estados Unidos, recientemente supimos de la llegada de los primeros terminales de Huawei con software de Google  pese al bloqueo. ¿Cómo lo han hecho? Gran pregunta que aún espera respuesta . Y así llegamos a la situación actual, en la que parecía que Huawei y Google volvían a caminar de la mano, cuando hemos sabido por Gizchina,  de Petal Search o, más concretamente, de su llegada como app a la tienda de aplicaciones de Huawei para sus dispositivos con Android

Petal Search también podría llamarse «Episodio 472» del culebrón que, desde hace ya un año, protagonizan la administración pública de Estados Unidos y Huawei. Precisamente hoy sábado 23 de mayo de 2020, se cumplen 10 años de la emisión del último episodio de Lost (Perdidos), aún recuerdo la enorme confusión que sentí tras verlo (en riguroso estreno, faltaría más). Pues bien, hoy sigo esperando el final de Angry (Enfadados) y espero que el epílogo de la historia entre la administración Trump y la tecnológica china no me deje tan desconcertado. Aunque temo que así sea.

Hagamos un poco de memoria o, mejor, empleemos una frase más adecuada. En episodios anteriores:

Hace ahora un año, la administración Trump decide, sin aportar prueba alguna, denunciar públicamente de espionaje a Huawei y vetar a la compañía . Google, como otras tantas empresas norteamericanas, acató el veto y dejó de ser proveedor tecnológico para Huawei, que podría seguir empleando Android, pero no los servicios de la compañía del buscador. Con el agua al cuello, la tecnológica se embarca en una carrera contra el tiempo para preparar las alternativas a todos los elementos y servicios que ya no podrá emplear. Y, claro, sufre algunas pérdidas durante el camino. Pese a lo complicado de la situación, gracias a su velocidad de respuesta, así como a la búsqueda de nuevos socios tecnológicos con los que sustituir lo perdido al finalizar su colaboración con Google, Huawei consigue no solo sobrevivir, sino mantener su cuota de mercado , para sorpresa de muchos. Dada la situación, Google se dió cuenta de que era la parte que más tenía que perder y, hace unos meses, empezó a presionar a la administración de Estados Unidos para poder «volver» a los dispositivos de Huawei . Todo un plot-twist al más puro estilo televisivo. Pese a la negativa del gobierno de Estados Unidos, recientemente supimos de la llegada de los primeros terminales de Huawei con software de Google  pese al bloqueo. ¿Cómo lo han hecho? Gran pregunta que aún espera respuesta . Y así llegamos a la situación actual, en la que parecía que Huawei y Google volvían a caminar de la mano, cuando hemos sabido por Gizchina,  de Petal Search o, más concretamente, de su llegada como app a la tienda de aplicaciones de Huawei para sus dispositivos con Android.

La compañía ha estado desarrollando este servicio por más de un año. Durante las pruebas fue identificado como Huawei Search, y ya se encontraba en pruebas desde febrero de 2020. Ahora, tres meses después, ya ha llegado el primer desarrollo estable de Petal Search , lo que en cierta medida supone un contratiempo a las aspiraciones de Google de recuperar sus relaciones comerciales con el fabricante chino, para recuperar el statu quo anterior al bloqueo impuesto por Trump.

La descarga, de momento, todavía no está disponible en todos los mercados . Es probable que su despliegue sea gradual, para que la empresa pueda ir midiendo el volumen de uso de Petal Search poco a poco, y ajustando el volumen de la infraestructura subyacente al servicio. No obstante, lo más probable es que ya se haya realizado un aprovisionamiento previo en base a las estimaciones, y que por lo tanto no sea necesario esperar demasiado tiempo para su total despliegue.