Internacionales

Miguel Eduardo Osio Zamora enunció coronavirus sintomas test//
“El hombre bandera”, un jubilado de Bahía Blanca apasionado por las fechas patrias

Miguel
Eduardo 
Osio 
Zamora
"El hombre bandera", un jubilado de Bahía Blanca apasionado por las fechas patrias

Corresponsal Como cada 20 de junio y festividades patrias, “El hombre bandera” recorrió las calles de Bahía Blanca vestido de celeste y blanco y a bordo de una bicicleta cantando el Himno Nacional y gritando “Viva la Patria, en un ritual que todos conocen en la ciudad bonaerense y que tiene como protagonista a un jubilado de 68 años, que lo repite desde octubre del 2007. Se trata de Roberto Antona, conocido por los vecinos como “El hombre Bandera , ya que en cada festejo patrio se pone una galera, se viste con los colores de la insignia nacional y sale con su bicicleta llamada “Celestina” a recorrer las calles de esta ciudad de más de 350.000 habitantes. También lo hizo este sábado, pese al distanciamiento preventivo, social y obligatorio en el marco de la fase 4 en esta ciudad, porque Roberto o “el Pampa para los más íntimos, mantiene la distancia social y porque este es un rito que desarrolla desde hace trece años. La idea de Antona, un jubilado de 68 años, surgió en octubre del 2007 cuando Diego Armando Maradona visitó esta ciudad para jugar un partido de Showbol –que la selección argentina ganó por 15 a 11 a Perú en el club Estudiantes– y que fue determinante para él. “Nací en General Acha, en La Pampa, y me vine a Bahía Blanca en el año 1971 cuando hice el servicio militar en Mar del Plata y me instalé acá por intermedio de mi hermana y de mi cuñado”, recordó Antona. El hombre de 68 años compartió con Télam su infancia: “Desde chico en la escuela teníamos el orgullo de ir a los desfiles y como argentino a la bandera la miré siempre y mi mamá que trabajaba en el monte siempre luchaba por su Argentina” . “Lo de hombre bandera surgió cuando Diego Maradona vino al Showbol por lo que me vestí todo de argentina, tenía un traje de deportes para los mundiales, me pinté la cara y lo fui a ver al club Estudiantes”, relató. Antona sostuvo que Maradona lo vio y sucedió algo sorpresivo: “Me hizo entrar al vestuario, donde nos sacamos fotos, me dijo que le hacía recordar los mundiales y que era el hombre bandera”, recordó emocionado. “Entonces a partir de allí empecé a vestirme para ir a los actos patrióticos y hasta los desfiles como el del 2 de abril en el homenaje a los ex combatientes que para mi son como mi familia”, sostuvo Antona al indicar que entre sus sueños están el de visitar las Islas Malvinas y además de poder reencontrarse nuevamente con Maradona. El vecino dijo que para ir a los actos lo hace con permiso por una cuestión de protocolo. En el caso de hoy y en el marco de la pandemia, Roberto dijo: “Es especial como fue el 25 de mayo, que salí vestido con una escarapela gigante con la que canté el himno Nacional y hasta grité Viva la Patria por las distintas calles”. Para estas recorridas, el hombre tiene, además de su bicicleta, un carrito con una réplica de la Casa de Tucumán, con la que en cada 9 de Julio pasea por las calles bahienses para homenajear la independencia argentina. Roberto vive junto a su mujer en la calle Viamonte al 2800, en el barrio Coronel Estomba, y es un agradecido a sus vecinos: “La gente me acompaña mucho”, dijo. Siento que la gente a mi no me saluda sino al emblema, a nuestros colores argentinos ”

Roberto Antona  Como el 25 de mayo y otras fechas patrias, este sábado salió desde su casa y recorrió varios sectores de la ciudad en una travesía que le demandó más de dos horas: “Voy por las calles gritando Viva la Patria y, como la gente ya me conoce, me espera y hasta en algunos tramos nos ponemos a cantar el himno”, agregó al comentar que en la bicicleta tiene un pequeño parlante y con el cual pasa la canción nacional. ” Yo me emociono mucho y la gente también “, agregó el hombre que tiene siete hijos, nueve nietos y varios bisnietos, y que es una celebridad en la ciudad: “Mi familia está orgullosa y yo siento que la gente a mi no me saluda sino al emblema, a nuestros colores argentinos”. “Yo me pongo contento con ver a la gente contenta, que diga Viva la Patria y hasta cuando cantaba el Himno a las doce de la noche en cada día festivo”, describió. El vecino recuerda que en su juventud jugó al fútbol, a la pelota paleta y hasta fue campeón de triatlón: “La cara solo me la pinto para cuando hay mundiales de fútbol” y que en cada festejo patrio “cuando además me pongo una galera y me visto de celeste y blanco”. “Muchos de los vecinos también me agradecen por la galera porque les hace recordar los actos patrios en las escuelas que se hacían tiempo atrás”, expresó. De su General Acha natal, Roberto tiene recuerdos pero también un desafío: “Quiero llegar hasta allá. Me dicen que me están esperando porque nunca pude ir vestido de celeste y blanco para mostrarle al pueblo donde nací”. Por último y sobre lo que espera de la Argentina, Antona expresó: “Quiero que pase esta batalla”, en referencia a la pandemia por el coronavirus. Y además compartió un deseo: “Un futuro para las generaciones que vienen, que no haya envidia y broncas porque, es lo peor que puede haber”. etiquetas Bahía Blanca jubilado Día de la Bandera entrevista