Política

Desvalijada Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas de la UC, centro pionero en Latinoamérica

(Foto cortesía) En 2020 la máxima casa de estudios de la entidad carabobeña apenas recibió 50% del presupuesto que por ley le corresponde y con una devaluación de 80%. “Solamente enviaron l a mitad de los gastos de funcionamiento y cantidades exiguas para proyectos y providencias estudiantiles. Por ley el Ejecutivo debió haber honrado el presupuesto que nunca llegó”, alertó el vicerrector administrativo de la UC, José Ángel Ferreira

La Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo (UC) recibió otra estocada de la inseguridad. Su Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas (Unilime), centro pionero en Venezuela y Latinoamérica, quedó prácticamente desvalijada y con las instalaciones destrozadas tras registrarse varios robos desde noviembre ante la falta de vigilancia.

Unilime es una institución especializada en el funcionamiento y metabolismo óseo y renal que de forma gratuita brindaba a la comunidad el servicio de consultas y la realización de exámenes clínicos de rutina, así como también otros análisis más específicos relacionados con función renal, metabolismo óseo y litiasis renal .

Este centro asistencial, ubicado detrás del Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde (HUAL), en Naguanagua, beneficiaba a pacientes de Carabobo y otros estados del país. “Incluso llegamos a tener pacientes que venían desde Delta Amacuro “, dijo este martes 12 de enero en entrevista con El Carabobeño la directora de Unilime, doctora Marina Naressi.

(Foto cortesía) Se trata de una pérdida equivalente a miles de dólares , explicó la también profesora de la UC. Los delincuentes se llevaron sillas, escritorios, neveras especiales, máquinas para procesar muestras, reactivos, balanzas, entre otros equipos del laboratorio. Además, arrancaron los lavamanos, las pocetas, las tomas y tableros eléctricos y rompieron el techo.

Esta situación no solo afecta a los pacientes que eran atendidos en la unidad, quienes ahora quedarán desasistidos durante más tiempo. Al ser un edificio que también servía como centro de formación para estudiantes de postgrado, tercer, cuarto y quinto año de Medicina de la UC, también perjudica a la población estudiantil. Se esperaba que al retomar las actividades académicas presenciales, los de primero y segundo año recibieran clases allí.

(Foto cortesía) Un reflejo de la falta de presupuesto Los servicios de Unilime fueron suspendidos en marzo del año pasado debido a restricciones derivadas de la pandemia de COVID-19. Naressi detalló que durante todos los meses de cuarentena solo un oficial de seguridad fue asignado para resguardar el edificio de dos pisos en el que funciona el centro, debido a que la universidad no contaba con el presupuesto necesario para contratar a más personal.

Ocho meses después del cese temporal de las operaciones, a finales de noviembre, ocurrió el primer robo. En esa ocasión se llevaron todos los cables y conexiones de los transformadores que garantizaban el suministro eléctrico en la unidad. “A partir de allí el centro quedó sin luz y sin vigilante. No sabemos exactamente cuándo se llevaron todo “.

(Foto cortesía) Las alarmas se encendieron nuevamente la semana pasada luego de que los vigilantes del HUAL avisaran a la directora de Unilime que sujetos estaban sacando sillas por las ventanas traseras. Sin embargo, cuando llegaron al lugar, ya era demasiado tarde. Solo encontraron desolación y destrozos .

“Por la parte de adelante pareciera que no hubiese ocurrido nada”, agregó la doctora. “Todo lo hicieron por la parte posterior, que es la que da para el cerro. Sacaron las puertas de hierro y como la maleza estaba muy alta, por ahí se metieron “.

(Foto cortesía) En 2020 la máxima casa de estudios de la entidad carabobeña apenas recibió 50% del presupuesto que por ley le corresponde y con una devaluación de 80%. “Solamente enviaron l a mitad de los gastos de funcionamiento y cantidades exiguas para proyectos y providencias estudiantiles. Por ley el Ejecutivo debió haber honrado el presupuesto que nunca llegó”, alertó el vicerrector administrativo de la UC, José Ángel Ferreira.

Unilime, centro pionero Naressi recuerda bien que Unilime llegó a ser una institución pionera incluso en América Latina, porque contaba con el postgrado de Metabolismo Mineral  Óseo , una subespecialidad que por lo general la toman médicos especialistas en medicina interna, reumatología, endocrinología y nefrología.

Al menos en la región central del país, es el único especializado en litiasis y enfermedades metabólicas . Según la profesora universitaria, solo existe uno parecido en Mérida, perteneciente a la Universidad de Los Andes (ULA).

(Foto cortesía) Allí formaban no solo a profesionales de la salud de Carabobo y otros estados de Venezuela, sino también a extranjeros. “Llegamos a recibir médicos hasta de República Dominicana y otros países que querían adiestrarse en el área”, aseguró.

Hace una semana las autoridades policiales fueron notificadas sobre lo ocurrido y acudieron a la sede para iniciar las investigaciones pertinentes. Tanto docentes de la UC, como profesionales de la salud, esperan que el centro pueda ser recuperado nuevamente para el beneficio de los pacientes y de los estudiantes.