Política

Periodismo independiente y periodismo turbio

El trabajo de Álvaro Delgado presentado en Sin Embargo y en el espacio que tenían Los Periodistas en La Octava destapó la cloaca de Latinus, un canal que entre sus principales activos tiene dos golpeadores que denigran el oficio periodístico: Carlos Loret de Mola y Víctor Trujillo, alias Brozo, un payaso detestable que se las da de feminista después de protagonizar escenas bochornosas frente a las cámaras de televisión y que ya en su momento algunas maestras de la UAM se encargaron de denunciar. Exiliados de Televisa, otra empresa que vivía del financiamiento del PRIANISMO desde la época del presidente Fox y que en temporadas electorales hacia su agosto, estos colegas cerraron hace poco espacios públicos de Guadalajara y se pasearon en camionetas blindadas del estado de Jalisco, lo que permite suponer que no sólo es el gobierno michoacano quien le inyecta dinero de manera subrepticia al canal de marras. 

Ladinus, como bautizó a este canal el caricaturista Helioflores en un cartón magistral, es una empresa en la que está involucrado Federico Madrazo Rojas, hijo del fracasado priista Roberto Madrazo Pintado y Alexis Nickin Gaxiola, su yerno, entre un amasijo de políticos entre los que está Silvano Aureoles a través de su secretario particular actual: Marco Antonio Estrada y el anterior, Miguel Alonso Olamendi. En el reportaje de Delgado también está mencionada Patricia Olamendi, excolaboradora de Vicente Fox y Adrián Escobar Vega, hermano del coordinador de la bancada del partido parásito aliado de Morena, el PVEM

El trabajo de Álvaro Delgado presentado en Sin Embargo y en el espacio que tenían Los Periodistas en La Octava destapó la cloaca de Latinus, un canal que entre sus principales activos tiene dos golpeadores que denigran el oficio periodístico: Carlos Loret de Mola y Víctor Trujillo, alias Brozo, un payaso detestable que se las da de feminista después de protagonizar escenas bochornosas frente a las cámaras de televisión y que ya en su momento algunas maestras de la UAM se encargaron de denunciar. Exiliados de Televisa, otra empresa que vivía del financiamiento del PRIANISMO desde la época del presidente Fox y que en temporadas electorales hacia su agosto, estos colegas cerraron hace poco espacios públicos de Guadalajara y se pasearon en camionetas blindadas del estado de Jalisco, lo que permite suponer que no sólo es el gobierno michoacano quien le inyecta dinero de manera subrepticia al canal de marras. 

Ladinus, como bautizó a este canal el caricaturista Helioflores en un cartón magistral, es una empresa en la que está involucrado Federico Madrazo Rojas, hijo del fracasado priista Roberto Madrazo Pintado y Alexis Nickin Gaxiola, su yerno, entre un amasijo de políticos entre los que está Silvano Aureoles a través de su secretario particular actual: Marco Antonio Estrada y el anterior, Miguel Alonso Olamendi. En el reportaje de Delgado también está mencionada Patricia Olamendi, excolaboradora de Vicente Fox y Adrián Escobar Vega, hermano del coordinador de la bancada del partido parásito aliado de Morena, el PVEM.

Esta triangulación de recursos a través de un entramado de empresas que el reportaje expuso a la luz, le ha permitido financiar a Silvano Aureoles el canal desde el que Loret de Mola y Brozo ejercen un día sí y otro también el golpeteo político contra el presidente con recursos públicos, es decir con recursos nuestros como se aprecia en el reportaje de Álvaro Delgado, quien en aproximadamente una semana, al lado de su amigo Alejandro Páez Varela, experimentaron una serie de cambios vertiginosos en sus carreras periodísticas para preservar su independencia sin dejar de hacer buen periodismo y además divertirse. 

Opciones rápidas en panoramas áridos

De manera más o menos lineal el cambio al que hago referencia se gestó así: Álvaro Delgado renunció a Proceso después de más de veinte años de trabajo reporteando para la publicación y fue invitado por Alejandro Páez a trabajar en Sin Embargo donde publicó el reportaje bomba que referí líneas arriba y que el lector puede buscar por su nombre en internet: “Una red de políticos prominentes y empresas (con acceso a dinero público) está detrás de Latinus

Sin embargo es una publicación que desde su origen se ha mantenido con financiamiento de anunciantes y lectores, nació totalmente digital y desde ahí conocimos trabajos, en un esquema colaborativo con otros medios independientes, como la “Estafa maestra”. Es decir, no sufrió tránsito papel-red, sino se concibió desde su origen como un espacio periodístico totalmente digital en función de las nuevas modalidades lectoras. Lo que para muchos fue dilema, para Sin embargo, no. 

Más allá de la formalidad de la carta, supongo que Álvaro Delgado pensó dos veces cuál era el mejor medio para sacar su reportaje y desde luego que de haber pasado por su mente esa evaluación: ¿ Proceso o Sin embargo ? decidió que tenía que ser en el portal que dirige su compañero de fórmula en Los periodistas . Y aunque el reportaje de investigación lleva su tiempo, cuando está listo se debe dar a conocer o se marchita. De resultar correcta mi conjetura, Álvaro Delgado escogió bien. Así me lo pareció cuando en Los periodistas tuve conocimiento del reportaje. Una bomba que Roberto Madrazo Pintado, maratonista balín y enemigo acérrimo del presidente, consideró un ataque.

Al día siguiente de la emisión Álvaro Delgado acudió a la mañanera a plantearle al presidente una serie de preguntas pero la que más caló entre los posibles involucrados en Latinus es la solicitud de investigación de las transferencias entre empresas del hijo y el yerno de Madrazo que han recibido contratos millonarios del gobierno michoacano y el canal golpeador: “Desde 2020 –año en que inició Latinus –, la SHCP identificó numerosos movimientos financieros entre Madrazo Rojas y Nickin Gaxiola vinculados a Digital Beacon Programatic Services, como el fondeo de 4 millones de pesos a través de Hova Health S.A. de C.V., empresa propiedad de éste que ha recibido millonarios contratos del gobierno de Michoacán.”

Se hace periodismo al andar

Lo que sucedió después, hace cinco días hábiles si no mal recuerdo, es que Los Periodistas abandonaron el canal de los Aguirre, La Octava, y decidieron continuar por su propia cuenta. Cuando Julio Astillero que supo salirse a tiempo y de buena manera también del canal hace unos años entrevistó a Páez Varela sobre lo sucedido, me gustó la forma en la que le respondió. Al iniciar su aventura radiofónica decidieron que llegarían hasta donde pudieran sin dejar de divertirse. Y la verdad es que Los Periodistas es un programa muy ameno que tiene su bien ganado capital simbólico por el periodismo crítico que ejercen, al igual que Julio Astillero que en su momento los invitó a formar parte de la aventura. Son divertidos y sin demasiados recursos le sacan la vuelta a las noticias que merecen figurar en una portada hipotética. Ni tiempo les dio de pensárselo porque cuando tomaron la decisión ya tenían que preparar el programa del día sin el membrete de La Octava. Lo consiguieron porque de entrada el modelo resultó sencillo: poner la experiencia al servicio de las noticias polémicas, darle la vuelta al periodismo sincronizado y no abandonar la crítica que sólo puede ejercerse desde la independencia. Hay que apoyarlos. 

 

* * *

Letras al pie

El pasado cinco de abril esta columna cumplió 14 años en Crónica de Hoy . Nunca he sido objeto de censura, al menos no explícita, a pesar de que mi opinión parece nadar en contra de la corriente de muchos de mis apreciables colegas. Cuando uno escribe podría estar convocando a los demonios. Espero no sea mi caso y de lo contrario, como dice Páez Varela, hay que divertirse mientras dure. La imagen que ilustra este trabajo forma parte de la colección particular del autor, no tiene nombre y se trata de un trabajo del querido amigo, el diseñador gráfico cubano: Félix Alberto Beltrán Concepción.