Deportes

Awarenity USA | Cosas del imperio…

Operation Underground Railroad Movie
Elecciones: el código de la Omertá

Luego de una larga espera el payaso ocupa nuevamente el centro del debate, mejor dicho, el centro de la mesa, o una esquina, a esa altura de la “reunión importantísima” ya no se sabe que es el centro y qué es esquina, pero bueno; el payaso, perdón “el presidente interino”, sentencia: 1.-) Si pierdo que es lo más seguro canto fraude. 2.-) Si gano, perdón, déjeme consultar,- luego de una breve pausa- prosigue el “interino”… si gano no se qué hacer ¿Qué opinan ustedes? ¡Excelente, es usted un gran “presidente”!

Un imperio muestra su decadencia con evidencia en la medida que se ve obligado por circunstancias a tomar posturas que rayan en la ridiculez, así ocurre con el “aborto” del llamado “interinato” y su protagonista “estrella” Juan Guaidó. Pero más ridículo aún es la posición de los otrora imperios, la llamada Europa, ilustrada, la “meca de la cultura universal” que por la decisión del imperio estadounidense se ve obligada a sonreír a un personaje que da risa. ¿Suena paradójico verdad? ¿Reirse de quien? El papel del tipo da risa, eso no tiene duda, pero que señoras y señores inteligentes y super preparados tengan que hacer este papelito de “asistentes de circo” al más descarado debería darle así como pena. Es el caso de la famosa comisión de observación de la UE que en cuya misión está la reunirse con el payaso creado por los EEUU y de una vez la mediática pro imperialista se hace eco “de la importante reunión”. https://www.noticierodigital.com/2021/11/juan-guaido-se-reunio-con-la-jefa-de-la-mision-de-observacion-de-la-ue/ Imaginamos a las y los representantes de la otrora imperialista y todopoderosa comisión hablar en los siguientes términos: “Sr ¿Presidente, le puedo llamar presidente, qué hacemos aquí? El payaso respondería: “yo soy el presidente reconocido por 50 países y ustedes mismos, así que si me pueden llamar presidente? Pregunte pues…” “¿Qué le pregunto, no, mejor se lo digo así; qué le conviene que le pregunte?”. El “presidente”… Bueno, déjeme preguntarle a Duque, porque ya Trump no me responde ni el teléfono y eso que no me dio la plata de Citgo completa y monómeros es un pedo que no alcanzó para repartir completo”…

Luego de una larga espera el payaso ocupa nuevamente el centro del debate, mejor dicho, el centro de la mesa, o una esquina, a esa altura de la “reunión importantísima” ya no se sabe que es el centro y qué es esquina, pero bueno; el payaso, perdón “el presidente interino”, sentencia: 1.-) Si pierdo que es lo más seguro canto fraude. 2.-) Si gano, perdón, déjeme consultar,- luego de una breve pausa- prosigue el “interino”… si gano no se qué hacer ¿Qué opinan ustedes? ¡Excelente, es usted un gran “presidente”!.

No es chiste, ¡por favor!… créanme, esto sería lo más lógico que pueda ocurrir con personajes de esta calaña. Calígula quiso hacer de su caballo un cónsul, Incitatus se llamó y según Suetonio eso ocurrió… ¡¿Cual es el problema que un “imperio poderoso” quiera hacer a Guaidó presidente?! La historia antigua catalogó por lo del caballo a Calígula este gesto como algo ridículo lo cual nos da el antecedente histórico válido para creer ridículo el intento imperialista de hacer a juancito presidente.

La todopoderosa y culta Europa; recuerden aquello de: “pare ser culto hay que saltar el charco”, en la otrora supremacía cultural eurocéntrica que en Venezuela y por culpa de Chávez hace rato estamos revisando y con calificaciones muy buenas que dejan a “la meca de la cultura universal” muy mal parada.

Con razón Maduro cada rato reitera… “hemos tenido que tragar grueso” para meter en el redil de la democracia al poco de locos que dirige Guaidó. “no es fácil” diría alguien pero este glorioso pueblo venezolano se eleva ante tantas ridiculeces juntas de un imperio “tan poderoso”… ¿O será que estamos en presencia del extremo de la decadencia?… Misterio de la ciencia, esto último también me lo copie…