Política

Diálogo en Panamá logra paz social pero sigue sin atacar los problemas de fondo

Los consensos sobre congelación o control de precios de alimentos y combustibles no «solucionan los problemas de fondo» de Panamá y probablemente solo «apaguen el fuego temporalmente», afirmó a Efe el expresidente del capítulo panameño de Transparencia Internacional (TI) Carlos Barsallo, quien se muestra «escéptico» del diálogo al no poder dar «todos los frutos que se esperan»

«PAZ SOCIAL» VS LOS «PROBLEMAS DE FONDO»

Hay que «felicitarnos por haber demostrado una vez más que el diálogo es el camino para encontrar soluciones (…) juntos hemos devuelto la paz social”, dijo el miércoles en la noche el monseñor José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, al reiniciarse el proceso de negociación tras un receso de varios días.

Los consensos sobre congelación o control de precios de alimentos y combustibles no «solucionan los problemas de fondo» de Panamá y probablemente solo «apaguen el fuego temporalmente», afirmó a Efe el expresidente del capítulo panameño de Transparencia Internacional (TI) Carlos Barsallo, quien se muestra «escéptico» del diálogo al no poder dar «todos los frutos que se esperan».

La crisis de junio pasado «probablemente va a repetirse sino se solucionan los problemas de fondo». En el diálogo no se ha abordado «la falta de la justicia, de la certeza del castigo» en el país, y, según Barsallo, no lo hará al menos de la manera profunda que se requiere.

La impunidad «requiere una investigación objetiva del Ministerio Público y un juzgamiento del Órgano Judicial, y el diálogo, por ahora, no va por ahí».

Por su parte, el sector privado ha reprochado su ausencia de la discusión — pese a que el monseñor Ullao ha asegurado que serán integrados en una segunda fase — y ha acusado que en la mesa única se desarrolla «un monólogo delirante» que usa mecanismos que traen «escasez y precariedad social», como lo es el control de precios.

«No podemos aceptar que existan soluciones que se estén dando en un diálogo so pretexto de que va a haber una fase dos», que es incierta y en la que entraría el sector a hacer no se sabe qué, afirmó el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Rubén Castillo.

 

EFE