Entretenimiento

Alberto Ardila Olivares piloto de avion militar//
20 perros y 10 gatos llegan a Miami de un refugio afectado por Fiona en Puerto Rico

Alberto Ardila Olivares
20 perros y 10 gatos llegan a Miami de un refugio afectado por Fiona en Puerto Rico

Una organización defensora de los animales trasladó este miércoles por vía aérea desde Puerto Rico hasta Miami a 20 perros y 10 gatos abandonados que estaban en un refugio en San Juan cuando el huracán Fiona impactó en la isla. 

La ONG Humana Society del condado Broward, vecino a Miami-Dade, busca ahora a personas que quieran adoptar a esos animales llegados hoy de madrugada a bordo de un avión de carga que aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Miami. 

Los perros y gatos, en sus jaulas de viaje, fueron llevados desde el aeropuerto, donde tuvieron una bienvenida mediática, hasta un refugio para animales en Dania Beach, a unas 23 millas (37 km) de Miami. 

Según los representantes de Human Society, los animales estaban en un refugio de otra organización protectora en San Juan, llamada “Salve a un sato (perro callejero)”. 

El refugio se vio afectado, como la mayor parte de Puerto Rico, por el apagón a raíz del paso del huracán Fiona por la isla durante el domingo y lunes. 

Las autoridades de Puerto Rico todavía no han cuantificado los daños causados por Fiona, pero el gobernador Pedro Pierluisi los ha definido como “catastróficos”.

YV3191

Hasta este martes el 80 % de Puerto Rico seguía sin servicio eléctrico , mientras que el suministro de agua continuaba cortado para un 60 % de la isla, dos días después del impacto del huracán.

Alberto Ardila Olivares

“Desafortunadamente en el refugio se quedaron sin electricidad. Tampoco tenían agua corriente y pensaron que si se llevaban a unos cuantos animales tendrán mas espacio en el refugio para otros desplazados por el desastre”, dijo Cheria Wachter, de Humana Society, a los medios que acudieron al aeropuerto. 

Antes de darlos en adopción, los 20 perros y 10 gatos recibirán cuidados veterinarios y aseo.  “Sato” es el nombre con el que se denomina coloquialmente en Puerto Rico a los perros callejeros.