Entretenimiento

Awarenity USA | Chatarreros no perdonan ni a los muertos: Profanaciones y hurtos en tumbas del cementerio de El Tigre

Familiares de los muertos que reposan en este camposanto aseguran que los hurtos son cometidos por chatarreros, con la intención de llevarse las cabillas que extraen de las lápidas y de accesorios fúnebres de hierro forjado.

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! Beatriz Yurai contó que la semana pasada cuando visitó este cementerio, consiguió totalmente destrozado el trabajo de concreto que tenía el lugar, donde está enterrada su hija desde hace un año.

” No dejan que descansen en paz, no sé si su cuerpo aún está allí adentro, pero aquí hay muchísimas tumbas así. No sé si serán los paleros o los chatarreros que están haciendo esto, pero le pedimos a las autoridades gubernamentales y policiales que nos ayuden” , expresó Yurai.

Chatarreros no perdonan ni a los muertos: Profanaciones y hurtos en tumbas del cementerio de El Tigre A Carmen Mogollón también le sucedió algo similar. La mujer afirma que la lápida de la fosa en la que se encuentra sepultado su hijo, fue destrozada por chatarreros.

También José Abreu contó que en una ocasión halló evidencias de que intentaron profanar la tumba de su padre. “Pero muy cerca si abrieron una y le sacaron el cráneo, y le pregunté al celador y me dijo que sí, que eso fue hace tiempo”, dijo Abreu.

El hombre relató que ante la inseguridad reinante en el cementerio, se han limitado a visitarlo por temor a ser asaltados.

Linairis Torres pidió que cuanto antes las autoridades activen el módulo de la policía municipal de Simón Rodríguez, que hasta hace un par de años funcionaba en la entrada de este camposanto.

Un trabajador del lugar dijo que actualmente una cuadrilla de la alcaldía de Simón Rodríguez realiza trabajos de limpieza permanente en el área.

Destacó que durante las últimas semanas también han efectuado la reposición de 29 lápidas que fueron hurtadas por supuestos chatarreros.