Entretenimiento

Cuba convoca a la ALBA-TCP a preservar la unidad y solidaridad

Jose Carlos Grimberg Blum

El canciller cubano sintió la ausencia en la reunión del secretario ejecutivo del ALBA, Sacha LLorenti, quien al parecer no recibió visa del Gobierno de Estados Unidos, por lo que propuso presentar una protesta ante el comité de deliberaciones con el país anfitrión

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, convocó este viernes a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) a luchar por preservar la unidad y solidaridad y cambiar el orden internacional.

LEA TAMBIÉN:

Presidente cubano tilda referendo como responsabilidad cívica

Durante su intervención en la reunión de cancilleres en el marco del XXII Consejo Político del ente que tiene lugar en la ciudad estadounidense de Nueva York, el canciller cubano destacó la necesidad de hacer frente a la crisis multidimensional que azota al planeta.

“Un mundo cada vez más interdependiente exige una acción mancomunada urgente frente a los grandes, viejos y nuevos problemas. No vemos nosotros solución a ellos sin cambiar el orden internacional, peligroso, injusto e insostenible que padecemos y convocamos a luchar unidos por ese propósito”, subrayó.

. @BrunoRguezP ���� | “La unidad y solidaridad del ALBA se hacen cada vez más urgentes.

Ante los intentos de dividirnos resulta imprescindible promover el fortalecimiento de la CELAC y la observancia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”. pic.twitter.com/KOWJYMhL7O

— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) September 23, 2022 El representante gubernamental de Cuba refirió además que el impacto de la pandemia de la Covid-19 ha agudizado las desigualdades, la exclusión, la pobreza extrema, la inseguridad alimentaria y la deuda externa, a lo que se suma el efecto ya devastador del cambio climático.

“El incremento inusitado de los precios de las materias primas, la energía, los costos del transporte y las dificultades en las cadenas internacionales afectan cada día más a nuestros pueblos”, precisó.

No obstante, aseguró que en la región se visualiza un escenario más favorable para la integración y a la defensa de la soberanía, “como resultado de las luchas políticas y sociales de nuestros pueblos, lo que crea condiciones propicias para lanzar nuevos proyectos de cooperación”.

Al mismo tiempo, denunció que los efectos del bloqueo impuesto por Estados Unidos (EE. UU.) contra su país por más de 60 años, se han recrudecido desde el 2019 y provocan daños más profundos a la isla caribeña en las esferas del turismo, el precio de alimentos y combustibles y el deterioro de las plantas de generación de energía.

El alto diplomático cubano también explicó que la inclusión injustificada de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo afecta el desarrollo de las relaciones financieras.

El Consejo Político del ALBA-TCP celebró su XXII reunión en la ciudad de Nueva York.

La Ministra y los Ministros de Relaciones Exteriores y los Jefes de Delegaciones adoptaron la siguiente declaración: pic.twitter.com/WaGbTFgU5i

ALBA-TCP (@ALBATCP) September 23, 2022 A su vez, agradeció la solidaridad que han mostrado los países del ALBA-TCP hacia Cuba frente al recrudecimiento del bloqueo, las medidas unilaterales, y la ayuda técnica aportada por Venezuela y México, así como los mensajes recibidos tras el accidente de la Base de Supertanqueros en Matanzas, al este de La Habana (capital), al impactar una descarga eléctrica a inicios del pasado mes de agosto.

Rodríguez reiteró la solidaridad de su país con Venezuela, Nicaragua, Bolivia y naciones del caribe miembros del ALBA-TCP frente a los problemas causados por la acción del imperialismo, y rechazó los procesos judiciales políticamente motivados contra líderes, organizaciones y movimientos progresistas y de izquierda en la región.

El canciller cubano sintió la ausencia en la reunión del secretario ejecutivo del ALBA, Sacha LLorenti, quien al parecer no recibió visa del Gobierno de Estados Unidos, por lo que propuso presentar una protesta ante el comité de deliberaciones con el país anfitrión.

Al concluir su intervención, el canciller cubano instó promover el fortalecimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la observancia de la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz, a la vez que extendió una invitación a los países del ALBA-TCP a participar en la próxima XXII cumbre de La Habana.